Laura Galindo

Archive for the ‘Colombia’ Category

LA DESFACHATEZ DE LA PRESIDENTA DE ASOBANCARIA

In Colombia on 21 marzo, 2012 at 7:54 PM

Que tal esto!

Quiero compartir esto que me llego a mi correo.

Este tema es igualmente válido en cualquier país del mundo.

María Mercedes Cuéllar, Presidenta de Asobancaria, que es como el sindicato de los banqueros, salió a revirar en Caracol Radio porque el Ministro de Hacienda se atrevió a criticar las tarifas abusivas que los bancos cobran a sus clientes por el uso de cajeros automáticos, tarjetas débito y crédito, etc.

Dice la doctora Cuéllar que no entiende por qué la gente se queja, ni por qué el Gobierno vigila más al sistema financiero que a otros negocios. Cita como ejemplo a los productores de papa. Ella se pregunta por qué el Gobierno interfiere y vigila las tarifas de los servicios bancarios y no hace lo mismo con el precio de la papa.

Aunque la experta es ella, voy a intentar explicarle a la Presidenta de Asobancaria cuál es la diferencia.

En primer lugar, creo que el Gobierno se preocupa y está más atento a lo que hacen los bancos porque ellos trabajan con nuestra plata, la de ahorradores y cuenta habientes, y no con la suya. Los paperos trabajan con la plata de ellos.

En segundo lugar, porque cuando un papero se quiebra pierde su dinero. Aún no se ha sabido de gobiernos que hayan tenido que imponerle un impuesto especial a los consumidores de papas a la francesa para sacar de la quiebra a los cultivadores del tubérculo.

Cuando un banquero se quiebra en cambio, las pérdidas las debemos asumir todos los ciudadanos así no hayamos tenido nada que ver en la quiebra. Inclusive quienes ni siquiera tienen una pinche cuenta de ahorros.

Recordemos cómo, por qué y para qué empezó el 4 por mil. Creo que también debe influir el hecho de que cuando mejora la producción de papa, los paperos nos rebajan el precio del bulto, mientras cuando los banqueros aumentan sus ganancias, apenas se limitan a presumir del aumento de su riqueza por la prensa. Ni siquiera se les ocurre darnos las gracias por dejarlos que hagan con nuestra plata lo que les da la gana.

No existen listas negras de excomelones de papas fritas. Abundan las listas negras de deudores morosos de bancos. Los paperos no llaman a media noche a embutirnos una papa salada. Los bancos llaman el domingo por la mañana a ofrecernos una nueva tarjeta de crédito.

Finalmente, doctora María Mercedes, los paperos no nos cobran por el uso del costal, el canasto o el sartén. Los banqueros, en cambio, nos cobran por las chequeras, las tarjetas, los cajeros, y todo lo demás. Debe ser por eso que el Gobierno se preocupa.

Debe ser por cosas como esas que detestamos a los banqueros, mientras adoramos a los paperos.

Anuncios

Que estamos haciendo los ciudadanos

In Colombia, Uncategorized on 24 julio, 2011 at 10:19 AM

“Pienso que un escritor innato, no se sienta a pensar que escribir… Simplemente escribe, y deja que una avalancha de palabras sigan su curso a través del papel.”

Acabando de leer la columna de Alejandro Gaviria, como buena costumbre matutina los domingos, me quede reflexionando sobre lo que escribió para el dia de hoy, y ea que en verdad tiene razón, cantidad no siempre significa calidad, y los que se vanaglorian de haber logrado una cantidad abismal de leyes, no van mas allá de pensar de que cambiaron la historia del pais, o por lo menos eso es en lo que ellos creen, en fin… El punto es que muy posiblemente la conclusión a la que llega mi decano no resulta del todo ajena a la realidad, en especial cuando afirma.. “la judicialización de la política es otro síntoma del debilitamiento del Congreso.” y eso a razón de que el protagonismo del congreso se ve opacado precisamente por que otros están ocupando su lugar a la hora de hablar mucho mas seriamente temas gruesos… Y no solo como por dar el ejemplo del tema de la salud, sino también del matrimonio igualitario (el cual pienso que este nombre fue una buena estrategia por la cual hacerle campaña y buscar que la corte constitucional “lo apruebe” a cambio del “matrimonio de parejas homosexuales” donde hasta el sonido ea distinto). En resumen, se trata de como se ha cambiado o mejor… Como se ha mantenido por debajo… Y en especial por debajo de la llamada Unidad Nacional ese ideal de que nuestro congreso no solo cumple sino que realiza buenas y necesarias leyes, pues más bien resulta es como otro lugar de toma decisiones de nuestro gobierno, y es que pensemos por un momento, que tan buena sale una ley… Cuando es poco consensuada y queda a merced de una mayoría aplastante que si o si… La hará pasar..

Bueno, y si efectivamente sale una ley, que hasta viene Banki a felicitar a Colombia por ser pionera en reconocimiento y compensación a las víctimas.. De que sirve si no estamos en un estado del todo honesto, libre de corrupción y ademas no estamos en un estado libre de violencia y amenazas, chantajes….etc.. No se trata de criticar algo que en principio suena como un paso adelante que dado el estado a favor de las víctimas, se trata es de mirar como nuestra mente simplista y nuestro espíritu colombiano que se complace con poco ve este tipo de leyes como si fueran de entrada la cura a un problema demasiado complejo. Estas leyes no son y no serán las que cierren problemas de fondo, ok… Si son un inicio pero NO SON SUFICIENTES… Entonces cabe pensar que mas nos hace falta, ya eta claro que al congreso le hace falta pensar mas en consecuencias que en causas… Pero que nos falta a nosotros los colombianos de a pie… Que aporte o que debemos hacer para poder hacer … Mas allá de apoyar el sancionar de una ley…. Y ver por televisión hablar al presidente.. O escuchar las propagandas de “prosperidad democrática”…que podemos hacer los ciudadanos; esta comprobado que sentarse a criticar al gobierno no aporta, es mas.. Lo único que hace es cada día deslegitimar un poder al que así queramos a no, es lo único que tenemos…y que nos aleja de una anarquía. Entonces la pregunta está, ante este estado de cosas, cómo cambiar de hacer una critica externa (como si nos estuvieran pidiendo una consulta externa del estado de Colombia) se convierta en una acción.. En un aporte a nuestra sociedad, a ayudar a desenmascar eso que criticamos que percibimos que esta mal, a apoyar acciones positivas y benéficas para la comunidad.. En pocas palabras, como desde ser ciudadanos de a pie que escuchan noticias y ajenos a esos hechos narrados allí, en verdad nos trasformamos en agentes de cambio.

Nuestro nuevo ministro de hacienda, Juan Carlos Echeverry.

In Colombia on 21 junio, 2010 at 5:54 PM

Bueno, desde hace tiempo lo sabia, habian rumores, de que mi profesor Juan Carlos Echeverry iba a ser el próximo ministro de hacienda, hoy quedo ratificado, para no dejar ninguna duda. Sera el jefe de toda la política económica, de este pais en los próximos 4 años.

La verdad no me considero santista, inclusive ayer era todo lo contrario, si.. era mockusiana… Tanto que ayer en una reunion con los vecinos, me agarre literalmente con ellos , esgrimando argumentos del porque era necesario a una persona como mockus en la presidencia, bueno al fin y al cabo dicha discusión no llego a ningún acuerdo. Luego con los resultados de las elecciones, finalmente quede insatisfecha… no triste, no feliz, ni siquiera desepcionada del todo, como para armar una revolución o una marcha.

Hoy leí la prensa, ya podran imaginar cuanto articulo salió del presidente electo Juan Manuel Santos, despues de llegar hasta la última pagina del periodico, mi perspectiva cambio, un poco, no quiere decir que me deje llevar tan facil, pero sí vi nuevas cosas, que al sobreponerlas con su contrincante Mockus, resaltaron más y me llamaron más la atención.

Hoy no me encuentro del todo convencida ni con Santos, ni con sus políticas, pero si gano muchos puntos al poner a Juan Carlos Echeverry como su ministro de hacienda, no solo fue una gran elección, sino que conosco a Juan Carlos (de hecho no le gusta que uno le diga Echeverry, pues se molesta, y responde: No me llame Echeverry, que yo no estoy jugando futbol con usted), el es una gran persona, con una hoja de vida impecable, y tras haber recibido su catedra de Introducción a la Economía Colombiana, estoy segura que no hay persona más indicada para llevar esta cartera, conoce todos los temas a profundidad, desde lo teórico hasta lo practico. Y quizas sólo sea eso lo que me dará tranquilidad en este nuevo gobierno, quizás gracias a el no le pierdo la confianza al gobierno de Santos.

Si duda, de mi postura, es por que quizás no lo conoce en persona. Y por último, el no es un antiuribista del todo, si esta quizás en desacuerdo con lo de la reelección y eso… pero al fin y al cabo en materia económica si hubo un gran avance gracias a Uribe, y ahora es el momento para cambiar la Ley de Regalías, llevar estos fondos a un ahorro en el exterior, dejando que así no se revalue tanto el peso, lo cual afectaría la competitividad de los exportadores en el exterior, y por último no crearíamos una efímera enfermedad holandesa.

Tranquilos, se los digo con toda convicción, con Juan Carlos, si podemos estar tranquilos, confío mucho en que todo lo que me enseño, y todo lo que esta en sus innumerables publicaciones y libros, se vera reflejado en una ambiciosa política macroeconómica que llevara a Colombia a un constante crecimiento económico.

Plan de gobierno para el próximo presidente de Colombia.

In Colombia on 14 marzo, 2010 at 7:48 AM

Trabajo que realicé para un materia de economía.

Marzo 14. 2010.

ENSAYO:

Plan de gobierno para el próximo presidente de Colombia.

En este trabajo se analizarán los temas más relevantes respecto a las políticas públicas que en mi concepto deberán ser trabajadas en el próximo gobierno. En materia económica, el próximo gobierno va a tener que lidiar con problemas muy graves que hoy están sin resolver, para solucionarlos o para por lo menos salir de ellos, es obligatorio cambiar el rumbo de la política económica. Entre los problemas que afronta Colombia para poder despegar su economía e impulsar un desarrollo económico sostenible, identifiqué cuatro factores que están influyendo negativamente en el propósito de buscar un crecimiento económico constante, el siguiente análisis irá encausado los siguientes temas: mercado laboral, infraestructura, reforma tributaria e inversión extranjera.

EL MERCADO LABORAL.

“El principal problema del mercado laboral colombiano no es el desempleo, es la informalidad.”, Así lo afirmó Alejandro Gaviría en un articulo publicado por el Espectador. La tasa de desempleo actualmente es de casi el 15% . Y si la comparamos con la de los primeros años del primer gobierno de Uribe, no habría mucha diferencia. Estamos entonces frente a un sistema desordenado y caótico de subsidios que estimulan la informalidad y se convierte en un enemigo para las finanzas públicas.  El modelo de crecimiento del actual Gobierno ha dado generosos estímulos a los empresarios a la vez que ha recortado los derechos de los trabajadores y propiciado la informalidad que hoy en día llega al 58% de la PEA. La razón es que ha inducido la maquinización subsidiándola generosamente, pues se tiene la creencia en este gobierno de que (la “confianza inversionista” tiene prelación sobre la “confianza laboral”) , al tiempo que ha aumentado las cargas parafiscales contra la nómina. Se ha generado entonces un reemplazo de mano de obra por capital físico.

Esta situación debe virar, pues no puede seguirse con estas políticas, que van en detrimento de alcanzar una estabilidad económica en cada una de las familias colombianas. Entre las posibles soluciones a esta situación, planteo la necesidad de reducir o eliminar los impuestos parafiscales a la nómina, pues estos impuestos representan para el empresario sobrecostos fijos, pues en momentos de crisis, no es rentable tener tantos gastos por cada trabajador, de manera que en el momento en que el costo por trabajador supere la productividad de una empresa (w/p > dF/dL), la economía empezaría a tambalear y comenzaría desde las microempresas hasta las multinacionales, poniendo en riesgo el modelo. Es por esta razón que se debe reformar todos los pagos parafiscales y buscar otra alternativa para financiar los programas que dependen de estos impuestos. Sólo así la economía generaría más empleo formal y se impediría la bancarrota del sistema pensional y de salud. Pues estos serían variables independientes de la situación del mercado laboral.

Por otro lado, estoy de acuerdo con otros economistas en contemplar la posibilidad de tener salarios mínimos diferentes por región geográfica o zona (urbano-rural), pues estos  reflejan las diferencias de costo de vida en cada lugar. Colombia tiene un salario mínimo que es bastante alto para su nivel de Producto Interno Bruto (PIB). El salario mínimo es aproximadamente de 3.000 dólares al año, y el PIB per cápita, 5.000, lo que implica que el salario mínimo representa casi el 57 por ciento del PIB per cápita. Entre los defensores de esta idea, está Esteban Piedrahita, actual director del DNP; él se plantea la siguiente pregunta: ¿Por qué no pensar en un salario mínimo para Bogotá que tiene el mismo ingreso per cápita que Uruguay, y otro para un departamento como Chocó que tiene un ingreso per cápita como Bolivia?. Estoy segura que esta propuesta sería una garantía para disminuir la brecha entre la oferta y la demanda de trabajo, pues en teoría se llegaría a un punto de equilibrio en el mercado laboral, lo cual disminuiría a casi cero por ciento, el índice de desempleo en el país.

INFRAESTRUCTURA:

Colombia, posee la más precaria infraestructura de transporte de América Latina. Siendo una de las grandes barreras a la competitividad de Colombia. En los ocho años pasados no se completó ninguna obra de infraestructura de gran importancia, de hecho persisten los atrasos y los problemas de negociación de la mayoría de concesiones. Es necesario construir una política para el sector del transporte (terrestre, marítimo, aéreo y fluvial) , hay que modernizar la infraestructura, a través de: 1. Aumentar los recursos para el sector; 2. Planificar un modelo que en el largo plazo garantice por lo menos en un 90% la pavimentación y el acceso a todos los lugares del país; 3. Optimizar las vías fluviales, en especial nuestros ríos más importantes que sería una gran ayuda para disminuir el tiempo entre las zonas costeras y el interior; 4. Adecuar los puertos marítimos para incentivar la llegada de cargueros más pesados y facilitar los trámites en las sociedades portuarias; 5. Estimular los contratos de concesiones, incentivando a su vez a la inversión extranjera, pero sin conceder excepciones tributarias, no podemos brindar sólo regalías para atraer la inversión extranjera.

El déficit fiscal no puede convertirse en la excusa para frenar los proyectos de infraestructura. Ahora más que nunca es necesario incentivar la inversión privada (fondos de pensiones, bancos, operadores internacionales) para sacar adelante las autopistas, puertos, metro y demás iniciativas que se necesitan de inmediato, pues estamos en un atraso de mas de 50 años en términos de vías de acceso. En cuanto al déficit fiscal del Gobierno, es inmenso (4,6% del PIB); la estructura de los impuestos está plagada de exenciones, ineficiencias e inequidades; los debilitados ingresos del Estado están comprometidos por muchos años.

REFORMAS

La solución propuesta, es una reforma tributaria estructural y funcional que elimine todas las exenciones y subsidios al capital, lo cual traería como ventaja reducir las distorsiones que van en detrimento de la generación de empleo, especialmente del formal, como explique anteriormente, hay que buscar nuevas formas de promover la inversión y la creación de empresas, lo que significa no seguir con el mismo esquema propuesto en el actual gobierno, sobre la ‘confianza inversionista’ construida a expensas de los ingresos de los trabajadores y los campesinos, pues se vio demostrado las graves irregularidades en cuanto a la inadecuada asignación de recursos, como en el caso de Agro Ingreso Seguro, para esto es necesario crear instituciones sólidas que vigilen, y garanticen la adecuada distribución de los recursos, que solo estén encaminados en incentivar el desarrollo económico .

Es necesario también cambiar el modelo de regalías que se tiene en Colombia, especialmente en el sector petrolero, pues una cosa es dar regalías para atraer la inversión y otra es regalar el país para que sea explotado, y peor aún que después importemos a precios duplicados nuestras materias primas en productos.

El acelerado crecimiento de la deuda pública no es sostenible. Son urgentes profundas reformas en materia tributaria, presupuestal y de seguridad social. El bloqueo del Gobierno venezolano a las exportaciones colombianas se intensifica cada día más, y ahora ya no es el principal destino de exportación de productos no tradicionales. Durante enero pasado, la reducción frente al mismo mes del año anterior fue del 77 por ciento. Por esta razón es vital, diversificar nuestros destinos, buscar nuevos tratados de libre comercio, nuevos clientes, pues si dependemos de pocos, como lo estamos haciendo hoy en día, no seremos tan competitivos y avanzaremos en la dirección contraría a como lo están haciendo otros países de la región, hay que expandir el comercio, seguir creando una marca país, buscar relaciones  bilaterales cada vez más sólidas.

INVERSION EXTRANJERA DIRECTA.

La inversión extranjera directa se multiplicó por cinco durante su gobierno, pasando de US$2.134 millones en 2002 a más de US$10.000 millones en los años 2008 y 2009.

Hay que seguir creciendo en estas cifras, para esto se debe asegurar que no haya riesgo de inversión, para las empresas que vienen a invertir en nuestro país. Así el mercado internacional de capitales (inversión extranjera directa, inversión de cartera, entre otros.) no los dejaríamos escapar, atrayendo cada vez más inversión y haciendo más productivo nuestro territorio nacional.

Es importante tener en cuenta que Colombia, se está transformando en un emporio minero: carbón, petróleo, níquel y oro , y hoy ocupan más del 45% de las exportaciones del país. En épocas de precios altos, las rentas de estos recursos se tornan en una maldición para la producción de bienes transables, que son los que se exportan o compiten con las importaciones pues revalúan la tasa de cambio. Ante el actual aumento de las exportaciones de petróleo específicamente; si el próximo Gobierno no diseña una estrategia adecuada para el manejo de esta bonanza minera se correrá el grave riesgo de la enfermedad holandesa, es decir, de que los grandes ingresos de dólares produzcan una significativa revaluación del peso, y se destruya el resto del sector productivo nacional. Esta será una de las principales tareas del siguiente Gobierno, no se puede seguir perdiendo esta bonanza en términos tributarios por exenciones a las empresas extranjeras.

En medio de semejante escenario, la suerte de Colombia es incierta. Todavía el país se ve con un crecimiento más o menos sostenible, la crisis financiera mundial no logró impactar gravemente pero si dejo ciertos golpes, en nuestra economía, los principales retos para el próximo gobierno se regirán alrededor de estos ejes tratados, es importante que se enfoque la política monetaria y fiscal, para solucionar estas esferas críticas, pues de no hacerlo, iremos avanzando más rápidamente a ser un estado fallido. Hay que evitar un total bloqueo comercial venezolano, pues si sucediese, sería más grave para el país que la misma crisis financiera; en la cuanto a la salud, también hay que hacer grandes reformas, después de los decretos que lanzo el presidente Uribe, lo peor que podría pasar sería dejarlos caer. Sin embargo la prioridad en este momento es trabajar para formalizar el empleo.

BIBLIOGRAFÍA.

Ojalá algún programa de gobierno se permitiera leerla.

Agradezco sus correcciones a este trabajo, al igual que sus comentarios, a: ln.galindo28@uniandes.edu.co