Laura Galindo

Colombia, política y comentarios.


La efímera mente colombiana.

Indudablemente nuestra historia siempre a sido una linea interrumpida, con profundos huecos indescifrables, que al no permitir la claridad de los hechos, han hecho de este país, un pueblo sin memoria, un pueblo que no le preocupa siquiera revisar en el pasado las respuestas a las consecuencias que se han generado en el presente y solo se tranquiliza con las superficiales explicaciones carentes de argumentación lógica, pertinente y mínimamente necesaria para lograr esbozar algo concreto, y que hoy apenas son la punta del iceberg.
Es así como hechos tan marcados y claves en el desarrollo histórico de nuestra país , tales como: masacres, asesinatos, atentados, secuestros, en fin, el pan de cada día en nuestra hermosa y ultrajada Colombia, y todo lo demás que siempre a estado en detrimento de esta sociedad siempre manipulada por los falsos discursos maquillados de nuestros líderes de turno, o en el peor de los casos, y por cierto muy común, la continuidad de la larga tradicion oral, traida de generaciones en generaciones, con ideas violentamente marcadas por la intolerancia y divididas por dos colores, son finalmente las voces ya desgastadas y manoseadas por la conceptos erróneos individuales que quieren generalizarse en la mente de quienes los escuchan, jóvenes, nuevas generaciones que su primer encuentro con el mundo es la edificación de criterios con base en mentiras, pero peor aún es que son muy pocos los que logran derrumbar esas verdades disfrazadas y crean un criterio sólido propio y a la defensiva de cualquier pelotón de información engañosa y falsa, tomando siempre la argumentación verídica como escudo ante los manipuladores de los medios.

En Colombia, los hechos siempre denunciados pero nunca enjuiciados, y mucho menos esclarecidos son tan comunes, que hasta los olvidamos con el pasar de unos días. Hechos como el asesinato de: Galán hace 20 años, o el asesinato de Jaime Garzón, son fiel muestra que acá se dan de baja a cualquiera que este dispuesto a denunciar con hechos y pruebas al gobierno, son fiel muestra de que acá la justicia sirve más para estar al servicio de la corrupción, la extorsión, en fin… que de la población sedienta de derechos.

Infinidad de hechos, que han sido más oscurecidos que esclarecidos con el pasar del tiempo, la verdad sigue estando oculta bajo el manto poderoso del olvido, de nuestro propio olvido por buscarla y sacarla de ese escollo donde se encuentra.

Quizás el día en que los colombianos logren quitarse la venda que llevan durante años, esa venda que fue puesta por las falsedades de los hechos, por la manipulación de pocos, por nuestra propia incapacidad de negarnos seguir creyendo lo mismo, ese día la historia será diferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: